miércoles, 28 de enero de 2009

BOOLING: El cruel compañero de sala



Por: Milena Colque L

Las salas de clases ya no sólo se usan para educar y aprender, sino también, para el nuevo juego que para algunos es considerado divertido, para otros termina siendo una verdadera agresión. En los últimos años, los medios de comunicación han mostrado crueles y dramáticos casos de adolecentes que han sido víctimas del llamado booling que es la agresión tanto física como sicológica hacia su par. Muchas de las víctimas suelen ser los denominados “gorditos”; “lucer”, mateo o el más débil de la clase.
El Booling, causa graves secuelas en el cuerpo y estado de ánimo de adolecente que lo recibe. Este fenómeno no solo se da en los niños, sino también en las niñas quienes pueden llegar a presionar a una adolecente a caer en autismo o suicidio. Producto de ello, las víctimas bajan sus notas, se cierran en sí mismos, rechazan el colegio y se sumergen en una profunda depresión.
A menudo, el fenómeno booling sale en videos con un alto contenido de agresividad por parte de los alumnos a otro y son subidos a diario a youtube, (http://www.youtube.com/watch?v=qQXQ9B4BtMY) gracias a los celulares con cámara con las cuales graban los estudiantes.
Según los sicólogos, los jóvenes que son agredidos, tienen un bajo rendimiento educacional y sólo la familia es el apoyo fundamental para superar las depresiones que puedan culminar un dramático desenlace por el afectado.